06 marzo 2012

vampiras (ii)

siete tubos, siete, me han sacado hace un rato las vampiras (así llamaba yo de pequeña a las personas que extraían sangre por razones médicas).
al salir de mi petite Transilvania he acariciado a un perro pequeño y ladrica (ladraba acusicamente) atado a una farola. una mujer con carrito de la compra lo miraba desde la distancia. cuando me aproximaba a ella me ha preguntado si creía que el perro estaba abandonado. la he tranquilizado y le he dicho que su dueña/o estaría en el médico. la mujer se ha ido caminando no muy convencida. de repente ha salido el dueño, lo ha desatado y se han marchado juntos. y yo he corrido tras la señora con carrito para decirle que el perrito había recuperado a su dueño y esa seguridad que tanto le preocupaba a la dama. ha sonreído contenta y me ha dado las gracias.
descubro de vuelta a casa que ya no es fácil encontrar churrerías de las de mi infancia.
y que de una casa número 6 salen mujeres clónicas de faldas largas, pelo recogido y cara lavada, en pequeñas oleadas. ¿Opus, legionarias o simplemente una sociedad anacrónica de ladies a la vieja usanza?

ah, qué grande es el mundo cuando se madruga...

Etiquetas:

6 Comments:

Blogger shichimi lanzó...

:-)

6/3/12 15:58  
Blogger Bur lanzó...

yo tambien me sonrio con tu post ;)

6/3/12 16:28  
Blogger Sra. Castafiore lanzó...

¿una sociedad secreta? Que emocionante, la próxima vez te llevas el whisperXL para averiguar el santo y seña.

6/3/12 21:45  
Anonymous cajaconcosasdentro lanzó...

Arponera,
felicidades.
Te sigo, como siempre, en silencio y con atención. ¡Ahora vivo en Madrid!
Las cajas con cosas dentro siguen su curso. Un abrazo y feliz cumple de primaveras.


V

6/3/12 22:16  
Blogger Glo lanzó...

Ah... Ladrica, como llorica o quejica...

Un gesto, el tuyo, muy de niña buena de los sesenta. Me reconozco en él.

7/3/12 12:32  
Blogger silbante lanzó...

Yo tenía una churrería al lado del portal de la última casa que habité en Madrid, era de las de la infancia. Allí sigue. Lo bien que venían esos churros, para coger energía y subir andando los cuatro pisos.
En el Oeste a las porras les llaman churros. (No tienen ni idea.)

Me ha encantaó :))

8/3/12 16:33  

Publicar un comentario

¡casa!