28 diciembre 2004

a la felicidad por el post-postmodernismo

ayer cené con JA, P, U y J (qué cutres son las iniciales y no sé si con o sin punto, ay). JA, como siempre, adorándome desde su sede de permanente felicidad filosófica. toda la noche intentando convencerme de que soy el exponente claro de los efectos de la postmodernidad en nuestra época. y que debido a mi honestidad (?) sufriré hasta que alcance el estadio del post-postmodernismo que es LUZ (así, con mayúsculas).
con una sola cerveza todo esto es tan farragoso y fantástico que me limito a asentir como una boba —postmoderna, claro. y todo me chirría.

en otro orden de cosas, Amber (esta vez sin inicial) viene a verme y me regala los discos de Astrud y un libro despedazado. al fin escucho a Astrud y sonrío para eme-naranja.

que me quieras te digo y dejémonos de postmoderneces canallas.

[Cubitt, diálogo socrático de Esmeraldo]

Etiquetas: ,

2 Comments:

Anonymous perezosa lanzó...

no me puedo creer que hasta ahora no has escuchado astrud. me parece muy mal.y ya habrás descubierto que astrud son la postpostmodernidad hecha canción, ¿no?

13/9/06 20:48  
Anonymous Amber lanzó...

JA es un pesado (no te creas nada), la palabra postmodernidad es del pasado y todas las que la contengan. No nos hagas caso, a nadie.

13/9/06 20:49  

Publicar un comentario

¡casa!